DIVERSIDAD CULTURAL: RIQUEZA PARA EL DESARROLLO

Recuerdo que de niño me gustaba mucho acompañar a mis padres al mercado y caminar por buen rato en busca de provisiones para la semana, pero, lo que más me gustaba era ver a personas tan diferentes entre sí, con vestimentas raras, acentos particulares o incluso tonos de piel tan variados. Para mí, criado en un ambiente de piuranos inmigrantes a la gran capital, ver a personas de la sierra o la selva me era muy atractivo; ¿por qué son tan diferentes si vivimos en el mismo país?, era lo que le preguntaba a mis padres.

Con el paso de los años descubrí que en esa variedad radica la riqueza de nuestra sociedad, sin embargo, no muchos comparten esa opinión. Para muchos esa variedad es síntoma de división y prejuicios que generan abismos infranqueables. Es más: ven en ella un malestar que debiera ser solucionado.

Es paradójico que estos tiempos en donde el Perú se hace atractivo para el mundo por sus diversas manifestaciones culturales no se reconozca que esa atención que está recibiendo es justo por su diversidad. Somos un país variopinto y ello se ve por doquier. ¿Lo demostramos?

Comencemos por el boom gastronómico. ¿Qué sería de los chefs actuales sin la existencia de tan variadas recetas que provienen de antaño y son fruto de un sinfín de mezclas y combinaciones de productos y sabores provenientes de todos los lugares del Perú y también del resto del mundo? ¿Qué sería de la cocina peruana sin la sazón típica de cada región?  Nuestra cocina está invadida de color y gusto típico de cada uno de los rincones del Perú; nuestra cocina proviene de la variedad.

Sigamos con otro ejemplo: el turismo. Se sabe muy bien que el Perú es un destino muy atractivo para el mundo, pero lo que a veces nos olvidamos de preguntar es: ¿a qué vienen exactamente desde tan lejos?, ¿Por qué invertir parte de su tiempo en conocer Machu Picchu, el Lago Titicaca, El Señor de Sipán, Kuélap por citar sólo algunos?

La respuesta es: la diversidad cultural. Para muchos turistas llegar al Perú resulta una experiencia increíble y lo es más cuando comienzan a recorrerlo.

Toparse no solamente con el paisaje, sino con gente tan variada desde Tacna hasta Piura o de Lima hasta Madre de Dios es para ellos una experiencia por decirlo así, alucinante.

La mayor parte del tiempo no nos damos cuenta de nuestra propia diversidad, otras veces no la queremos reconocer y en otras la queremos ocultar y tal vez borrar. Por mucho tiempo se pensó que nuestra identidad como peruanos se hacía presente solamente al cantar el himno, respetar la bandera y ver el desfile cada fin de julio. Pero hoy sabemos que nuestra identidad está irradiada en nuestra forma de ser en sí.

Sabemos que dividir al Perú en costa, sierra y selva ya no nos basta, hay que mirarlo desde más ángulos y perspectivas, hay que ver en esa variedad el fruto de nuestro ser mestizo. Ser peruano es reconocerse como miembro de una gran colectividad diversa y heterogénea. Es quizás nuestro mayor reto difundir esa riqueza a nuestra futuras generaciones y enseñarles a ver en ella una oportunidad y sentir por ella aprecio y estima. En nuestras manos está que vean a nuestra sociedad como una posibilidad de convivencia real y tolerancia armónica.

El hecho de ser tan diversos también nos plantea grandes retos. Romper con prejuicios y estereotipos y tejer los lazos que nos hermanan. Recordemos que el Perú es una familia y que dentro de cada hogar es común que sus integrantes sean diferentes, tengan puntos de vista distintos, o posean otras formas de resolver los problemas; pero, al final recordemos que vivimos dentro del mismo espacio y tenemos un objetivo en común: el llevar adelante este hogar.

Nuestro país pluricultural, continente de muchas culturas y los peruanos somos multiculturales, es decir, poseemos múltiples identidades que se superponen la una sobre la otra. Recordemos, pues, que el desarrollo de una sociedad no sólo depende de su economía, sino del reconocimiento de los valores de sus habitantes, y nuestro valor yace en la diversidad cultural, la cual es la base de nuestro futuro desarrollo.

Autor: ALBERTO REQUENA A.

Anuncios

Acerca de Revista !Levántate!

Revista Levántate busca fomentar una cultura de paz en nuestra sociedad, motivar a través de casos de éxito e inculcar un cambio positivo en las personas. Esta revista es un producto del Movimiento SERVID. Su único objetivo es fomentar una cultura de paz en nuestra sociedad y llevar motivación y esperanza a las personas, a través de casos de éxito; artículos, ensayos y cuentos motivacionales; y experiencias personales, plasmadas por una nueva generación de escritores, denominados ESCRITORES MOTIVACIONALES. La revista no profesa ideas de ninguna religión; sin embargo, parte de concepciones básicas cristianas para fundar su propósito. Además, con este producto se desea inculcar un cambio positivo en las personas, pues estamos convencidos que para que nuestra sociedad cambie tenemos que empezar por cambiar, para mejor, nosotros mismos. MISIÓN: MOTIVAR, culturizar y entretener, ofreciéndole al lector ayuda motivacional y orientación espiritual a través de experiencias e historias; artículos de distintos ámbitos académicos y culturales; y cuentos reflexivos, que se fundamenten en concepciones cristianas básicas como la fe, la esperanza, la solidaridad, el amor, entre otras.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DIVERSIDAD CULTURAL: RIQUEZA PARA EL DESARROLLO

  1. melany maldonado dijo:

    que bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s