Don Quijote contra el acoso

ballet-don-quijote-895062

Dentro de todos los dramáticos cambios que vienen ocurriendo –modificación de valores, ruptura de límites, preeminencia del yo, etc.–, me llama poderosísimamente la atención, la defensa por el respeto al individuo, ya sea hombre, mujer, negro, indio, europeo, ateo, homosexual o político.

Claro está, que aún hay un largo camino por recorrer y un sinfín de cabezas duras por romper. Sí, hay muchos que todavía creen que pueden y deben meterse en la vida de los demás o, lo que es peor, imponer su forma de pensar (Sendero Luminoso o los ataques terroristas en Europa son ejemplos que remarcan esta idea).

Una de esas apuestas por el respeto a la persona es la lucha contra el acoso, ya sea público o privado, ya sea del hombre hacia la mujer o viceversa. Es hora de olvidarnos de esa costumbre de piropear o decir frases subidas de tono a cualquier ser humano que se nos atraviesa, con la excusa de su hermosura física o porque «no decimos nada malo».

Lo más triste de todo esto es que el acoso ya está institucionalizado: muchas personas todavía asumen que es normal, que es gracioso, que todas las chicas o chicos deben ser piropeados y que, si alguna vez nos piropean, debemos sentirnos agradecidos. Señor o señora acosadores, tranquilícense. Las personas guapas y bellas no van a morir si ustedes nunca les dicen: ¡Qué bonitos ojos tienes! ¡Eres un ángel caído del cielo!

Y estén totalmente seguros que no se van a morir de buena educación al no soltar frases de este tipo, por muy bonitas que a ustedes les parezcan. Así como no tiene ningún derecho para insultar, tampoco tiene derecho o carta libre para piropear.

¡Hasta el mismo Miguel de Cervantes escribió en contra del acoso! Sí, aunque parezca anacrónico, en El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha (1605), el Manco de Lepanto nos hace reflexionar a través del reclamo de la pastora Marcela. Su belleza había enamorado a Grisóstomo, quien termina suicidándose, pues ella no acepta sus «piropos».

Claro que aquí todos los hombres saltaron, lanzándole insultos por no haber correspondido al amor puro y sincero del joven enamorado. Marcela se había convertido en la mala de la película, mientras que Grisóstomo era el ejemplo  a seguir. Marcela responde con un razonamiento que tiene una increíble validez actual, y que contiene una fuerte crítica para una época en que la mujer era poco más que un objeto:

“Hízome el cielo, según vosotros decís, hermosa, y de tal manera, que, sin ser poderosos a otra cosa, a que me améis os mueve mi hermosura, y por el amor que me mostráis, decís, y aun queréis, que esté yo obligada a amaros.

Yo conozco, con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable (o sea, digno de ser amado); mas no alcanzo que, por razón de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso a amar a quien le ama”.

Si usted desea ser un galán digno del corazón de una dama, el Quijote también le da buenos consejos. Aquí le transcribo una brillante reflexión acerca de las cualidades que debe tener todo enamorado, si es que en verdad quiere lograr el corazón de la amada, o viceversa. Lo curioso e irónico es que este manantial de sabiduría brota de los labios de una humilde servidora hacia su señora Camila, mujer casada quien era pretendida pecaminosamente por un amigo de su poco prudente esposo.

El episodio pertenece al capítulo XXIV de la primera parte, sabrosa narración que se titula «El curioso impertinente». Aquí les dejo el «abecé» del enamorado y, de paso, las cuatro «eses»:

“Y que no solo tiene las cuatro eses que dicen que han de tener los buenos enamorados, sino todo un abecé entero; si no, escúchame y verás cómo te lo digo de coro. Él es, según yo veo y a mí me parece: agradecido, bueno, caballero, dadivoso, enamorado, firme, gallardo, honrado, ilustre, leal, mozo, noble, onesto, principal, quantioso, rico, y las eses que dicen [sabio, solo, solícito y secreto]; y luego, tácito, verdadero. La x no le cuadra, porque es letra áspera; la y [i] ya está dicha; la z, zelador de tu honra”.

Tome nota, a lo mejor usted supera todas esas cualidades y le añade más letras al alfabeto. Por el momento, procuremos no incomodar nuestras palabras (sobre ello, escribí el artículo «La derrota del silencio», en la edición anterior a esta misma revista).

Por: Nazaret Solís Mendoza; Lingüista.

 

Anuncios

Acerca de Revista !Levántate!

Revista Levántate busca fomentar una cultura de paz en nuestra sociedad, motivar a través de casos de éxito e inculcar un cambio positivo en las personas. Esta revista es un producto del Movimiento SERVID. Su único objetivo es fomentar una cultura de paz en nuestra sociedad y llevar motivación y esperanza a las personas, a través de casos de éxito; artículos, ensayos y cuentos motivacionales; y experiencias personales, plasmadas por una nueva generación de escritores, denominados ESCRITORES MOTIVACIONALES. La revista no profesa ideas de ninguna religión; sin embargo, parte de concepciones básicas cristianas para fundar su propósito. Además, con este producto se desea inculcar un cambio positivo en las personas, pues estamos convencidos que para que nuestra sociedad cambie tenemos que empezar por cambiar, para mejor, nosotros mismos. MISIÓN: MOTIVAR, culturizar y entretener, ofreciéndole al lector ayuda motivacional y orientación espiritual a través de experiencias e historias; artículos de distintos ámbitos académicos y culturales; y cuentos reflexivos, que se fundamenten en concepciones cristianas básicas como la fe, la esperanza, la solidaridad, el amor, entre otras.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s